Sala de prensa

19 Febrero

¿Cómo establecer una infraestructura de TI que se adapte a las dinámicas de la era digital?

Written by 

Por Crispín Velez, Leader Digital Transformation de Ricoh IT Services Latin America. 

En la era de la transformación digital, los enfoques de TI que funcionaron en el pasado ya no son los ideales para maximizar este entorno tan dinámico. Aprovechar el cambio digital requiere de nuevas funciones para el rol del CIO, que se encuentra en la transición del “Ejecutivo de entrega” al “Ejecutivo de negocios”, y su desempeño se transforma a partir del control de costos y procesos de ingeniería para dirigirse a la generación de ingresos y a la explotación de datos. Según la “Encuesta del Programa CIO de Gartner para 2018”, en las áreas de TI de las empresas, se está dando cada vez más enfoque a los resultados estratégicos de negocio en lugar de la entrega de proyectos TI. Estas métricas incluyen el crecimiento de los ingresos, los márgenes de negocios y la influencia en la estrategia de negocios. 

Por otro lado, en un estudio donde se entrevistó a más de 1.100 líderes empresariales de todos los departamentos de las compañías participantes reveló que el 92% de los encuestados considera que la rápida disponibilidad de la información es necesaria para que su negocio alcance el éxito[1]. Para lograrlo, configurar una infraestructura de TI que encaje en los planes de negocio, crecimiento y expansión de las organizaciones resulta clave. Sin embargo, existen algunos requisitos básicos que se aplican para todas las empresas: PC’s, fuentes de alimentación, puntos inalámbricos, impresoras, escáneres, copiadoras o una multifuncional y servidores para poder alojar información en la nube. 

Por otro lado, aunque muchas empresas cuentan con un software exclusivo que gestione toda o parte de su infraestructura, lo mejor es tener una arquitectura hibrida y combinar distintas herramientas de manera que las compañías se vean beneficiadas y logren generar ahorro en costos. La creación de un sistema básico requiere de presupuestos y asegurarse de que el espacio de oficinas previsto sea funcional para el equipo de trabajo y cuenten con los dispositivos que necesitan.

Por ello, externalizar algunos o todos sus sistemas TI en forma de Software como Servicio (SaaS), Plataforma como Servicio (PaaS) e Infraestructura como Servicio (IaaS) puede ser una excelente opción.

1) Incluir Software como Servicio (SaaS): se espera que SaaS acapare el 60% de todo el gasto de cloud pública en 2020. Actualmente muchas empresas están ya

familiarizadas con SaaS o aplicaciones basadas en la nube como Salesforce, Clarizen, Office 365 y Google Apps. Las compañías que ofrecen estas aplicaciones lo manejan todo incluyendo actualizaciones, tiempo de ejecución, datos, virtualización, servidores, almacenamiento y seguridad. El Software como Servicio suele estar relacionado con los sistemas de correo electrónico y colaboración, gestión de   relaciones con los clientes (CRM) y gestión de beneficios. Lo mejor es hacer que el          gestor de TI esté al tanto de todas las aplicaciones que la compañía está utilizando. 

El único reto potencial con SaaS es el Shadow IT: los empleados pueden descargar aplicaciones sin el permiso del departamento de TI, lo que puede generar conflictos         con otros sistemas. Lo mejor es que el administrador de TI esté al tanto de todas las aplicaciones que usa su empresa. Sin embargo, existen plataformas de gestión de aplicaciones y licencias que pueden limitar dichas descargas e instalaciones o por lo menos alertar al personal. Por otro lado, para evitar quejas sobre una red   lenta, algunos expertos recomiendan gastar alrededor del 20% del costo del servidor en equipos de red. 

Aunque muchas compañías usan una plataforma exclusiva ya sea Mac o Windows, lo

mejor es tener un plan de continuidad de negocio híbrido, de modo que, si un virus o un ataque deshabilitan un sistema, el equipo de TI tendrá siempre un respaldo y una alternativa para mantener el negocio operativo. Para los servidores, si se cuenta con un modelo de Windows, es aconsejable obtener una caja de almacenamiento conectada a la red basada en Linux en caso de que Windows quede fuera de servicio. 

2) Plataforma como Servicio (PaaS): En PaaS, un vendedor proporciona una    plataforma en la que se puede desarrollar el software. El vendedor se encarga de todo detrás de la plataforma - el sistema operativo, el hardware y el software del   servidor, y la infraestructura de red. La mayoría de los sistemas de PaaS utilizan la       virtualización de servidores como Google App Engine y OpenShift. PaaS permite a las          compañías crear nuevos productos sin hacer una inversión CAPEX en hardware y redes adicionales hasta que esté listo para implementarlos a gran escala. 

3) Infraestructura como Servicio (IaaS): La IaaS ofrece un servicio bajo demanda a través de servidores en la Nube, almacenamiento, redes y sistemas      operativos. Es una excelente opción cuando se necesita capacidad adicional y flexibilidad en el desarrollo. Si un negocio está creciendo rápidamente y no está seguro de la capacidad futura, IaaS permite escalar poco a poco, sin necesidad de adquirir más equipo hasta que obtenga un mejor manejo de sus necesidades. 

Por otro lado, es posible utilizar la nube pública a través de un proveedor como Amazon Web Services o Microsoft Azure, o una nube privada sólo para su empresa;       así mismo utilizar un modelo "híbrido" que emplea la nube pública para algunas funciones y la nube privada para los demás. 

Las opciones de hoy brindan a las empresas una flexibilidad sin precedentes para administrar la infraestructura TI y para asegurar la continuidad y crecimiento del negocio. Una vez que se tenga un sistema básico en el lugar de trabajo, será posible trabajar con varias combinaciones de SaaS, PaaS e IaaS hasta que se encuentre el ritmo que funcione mejor para la organización. 

¿Cómo Ricoh puede ayudar a las empresas en la implementación de una infraestructura de TI ideal para maximizar los beneficios de la era digital? 

Como hemos mencionado, el funcionamiento óptimo de la infraestructura de TI es clave para garantizar la competitividad de las organizaciones en esta era digital. Pero por supuesto, implica desafíos para el personal interno. El Servicio de IT Services de Ricoh proporciona un servicio integrado a través de una amplia experiencia en la gestión de Infraestructura de TI con soluciones flexibles para las exigencias de cualquier compañía, y con cobertura global que incorpore las mejores prácticas del sector. 

Los servicios de IT Services ofrecen soluciones eficaces y fiables para el ciclo de vida de TI con el objetivo de que las compañías aumenten la productividad, mejoren la agilidad empresarial, que respaldará el cambio y reducirá el costo de mantenimiento de la infraestructura. Se brinda consultoría, diseño, suministro, entrega, gestión, mantenimiento y optimización de infraestructuras, además de proporcionar el soporte apropiado allí donde se necesita. Por otro lado, los servicios cuentan con metodologías líderes en el sector, como ITIL, Prince2 y Six Sigma, que proporcionan un nivel de prestación de servicios uniforme y de alta calidad en las distintas regiones geográficas. 

Basada en las mejores prácticas del sector, esta cartera de servicios de TI también ayuda a las organizaciones a desarrollar estrategias y a definir, diseñar e implementar complejos proyectos de infraestructura. Cuando la infraestructura está instalada, se ofrecen opciones de soporte flexibles y de alto nivel. 

La cartera de servicios incluye:

  • Consultoría, diseño y transformación
  • Suministro de soluciones tecnológicas
  • Configuración e implementación
  • Gestión de servicios
  • Soporte y mantenimiento
  • Servicios de fin de vida

 

 

[1] KRC Research

Rate this item
(0 votes)